El mal tiempo provoca una oleada de cancelaciones esta Semana Santa