El fuerte oleaje deja escenas increíbleas y peligrosas en San Sebastián