Espíritu navideño en el Open Arms: “Estamos cansados pero con muchísima ilusión”