La operación del rey termina con éxito