Operan con éxito al valenciano que pesó hasta 400 kilos