La familia encontrada sin vida en Tenerife llevaba muerta dos días