Los nuevos vecinos de Pola Somiedo, tres oseznos que aprenden de su madre