Un mural en un instituto de Cartagena, en homenaje a Pablo Ráez