Los pacientes catalanes podrán oponerse a que se cedan sus datos médicos