La historia del joven británico que fue padre de 500 niños por amor a la patria