Un padre español trata de evitar que su ex se lleve a sus dos hijos a Japón