El cariño ciudadano a los padres de Gabriel ayuda a su recuperación