Los padres del niño obeso de Orense deciden no entregarlo a la Xunta