Los padres deben acordar el orden de los apellidos antes de ir al registro