"La muerte de mi niña no fue en vano: tengo el grandísimo consuelo de haber salvado a tres bebés"