Los padres podrían ser encarcelados por publicar en la Red fotos de sus hijos