La zona en la que se detuvo el coche despeñado en el pantano de Cuenta no tiene pendiente según la Guardia Civil