El papa Francisco realiza un exorcismo ante las cámaras