Una pareja británica cría a un muñeco como a un bebé