El paro, la mayor preocupación