El presunto parricida de Ubrique declara que sus hijos se mataron entre ellos