Prisión para la presunta parricida de Logroño entre cartas y amenazas de suicidio