Así es un parto en pleno vuelo