Más de un centenar de pasajeros, atrapados durante 26 horas en el aeropuerto de Madeira