Rexi, el perro con las patas delanteras al revés