En patinete eléctrico, a lo loco por las calles y aceras: Sin cascos y sin idea de las normas para su conducción