Sin auriculares y con sentido común, así es como recomienda la policía circular con los patinetes eléctricos