Sin saberlo, la policía estuvo muy cerca de cazar al pederasta meses antes