Un encontronazo entre dos clientes acaba en una multitudinaria pelea en un bar inglés