De moda: fotografiar a trabajadores japoneses borrachos en la calle