“No permití que mis hijos me vieran sin peluca. Tenía que protegerlos de alguna manera”