Asturias, pendiente del trabajo de sus mineros