Peníscola solo cubre la mitad del personal para la temporada de verano