La bebé más pequeña del mundo logra sobrevivir a sus primeros meses de vida