Las pérdidas de los agricultores por la subida del Ebro rondan "por el momento" los 11 millones de euros