El presunto asesino de la peregrina dirá que confesó presionado por la policía