Los peregrinos ya no se sienten solos en la fe tras participar en la Jornada Mundial de la Juventud