La perforación para llegar hasta el pequeño Julen ya está en marcha