Dos perforadoras ya están preparadas para abrir el túnel vertical que lleve hasta Julen