La periodontitis ya es considerada por los expertos como factor de riesgo cardiovascular