Un perro hace de buen samaritano y salva a un gato en apuros