El dueño de un perro deberá educarlo o llevarlo atado para que no ataque