Buscan familias de adopción para los perros que vivían maltratados y hacinados en un criadero clandestino de Alicante