Los perros, los mejores profesores para niños con problemas con la lectura