Un oso persiguió y mató a un chico de 16 años durante una carrera en Alaska