Más de 200 personas denuncian una macroestafa a través de webs de segunda mano