Más de un millar de personas despide con emoción y respeto a la cooperante salmantina