23 personas siguen hospitalizadas un mes después de la primera alerta sanitaria por listeriosis