Más de 220 personas han muerto ahogadas este año