Más de 55.000 muertos en las carreteras españolas desde el 2000